¿Que hacer en esta cuarentana?

La cuarentena es una oportunidad única y, probablemente, irrepetible para realizar actividades que en circunstancias normales perdemos de vista o no tenemos tiempo para realizar. Andrés Aljure, coach de felicidad, da pistas sobre qué hacer para gestionarla y sacarle provecho.

Esta tensión, o disonancia cognitiva, puede hacernos replantear nuestras creencias a conveniencia propia, diciéndonos, por ejemplo, cosas como: “No pertenezco a la población vulnerable y por ello, aunque deba quedarme en casa, en todo caso salgo” o “Están exagerando la situación y es poco probable que a mí me toque la lotería del Coronavirus por salir un rato a la calle”.

Por ello, siendo la cuarentena un deber y una medida indiscutible e inevitable de salubridad personal y colectiva, surgen muchas preguntas de las cuales quiero destacar la siguiente: ¿Cómo podemos manejarla bien en favor de nuestra salud física y mental y de nuestro bienestar integral?

Entretenimiento, relajación u ocio

  1. Armar un rompecabezas de su gusto, que puede luego enmarcar en un cuadro para la casa o para la oficina.
  2. Practicar juegos de mesa, agregándole, si se quiere, retos asociados a lavar loza, arreglar la casa o cocinar.
  3. Crear un minivivero casero a la medida del espacio disponible.
  4. Colorear mandalas.
  5. Jugar y compartir juegos de consola, incluso esos que implican movimiento físico.
  6. Preparar trucos de magia para sorprender a hijos, amigos, colegas o clientes.
  7. Meditar, practicar yoga, pilates o cualquier otra técnica que se adapte a usted y a sus circunstancias.
  8. Leer novelas, poesía, ficción o biografías de personas que admire.
  9. Recuperar aficiones como pintura, dibujo, escultura, diseño, fotografía, costura o bordado.
  10. Como es obvio, ver series o películas.

Mantenimiento 

  1. Mantener la hidratación, alimentarse bien y sanamente y dormir “a pierna suelta” si eso le genera placer o un espacio de recuperación.
  2. Mantener la actividad física en la forma que prefiera.
  3. Limpiar y desinfectar superficies en su hogar.
  4. Bajar archivos del celular al computador para liberar espacio de memoria.
  5. Actualizar y perfeccionar la hoja de vida.
  6. Actualizar y perfeccionar los perfiles de redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, YouTube, Tinder o cualquier otra.
  7. Crear, organizar o actualizar sus listas de música en cualquiera que sea la aplicación que utilice. Por ejemplo, en Spotify puede hacerlo de forma compartida para alguna ocasión: una fiesta futura, una reunión bohemia de amigos, una celebración.
  8. Limpiar, organizar y/o reparar, aprovechando para regalar cosas que ya no use: closets, mesas de noche, anaqueles, alacenas, muebles, joyeros, inmuebles o vivienda.
  9. Organizar el archivo fotográfico digital o el físico, si lo hubiere.
  10. Organizar la biblioteca.
  11. Hacer su hogar más sostenible: por ejemplo, crear colectores de agua lluvia.

Relacionamiento 

  1. Realizar grupos de lectura. Definir un libro o un capítulo de interés común con algunos amigos o familiares, leerlo y luego compartir sobre el mismo, presencial o virtualmente.
  2. Escribir una carta de una o dos páginas, de su puño y letra, a alguien con quien esté muy agradecido, que viva o no, expresándole lo que siente.
  3. Hablar con un amigo o ser querido por día, en especial con aquellos 5 o 10 a los que hace tiempo no contacta debido al ritmo de vida que lleva.
  4. Hablar de lo que siente, en ambientes seguros, con familiares o amigos.
  5. Crear y compartir el álbum genealógico de la familia. My Heritage es una herramienta muy poderosa para ello.
  6. Vincularse y participar en un voluntariado. Dar apoyo virtual desde el conocimiento que usted maneja.
  7. Compartir con familiares y amigos distantes a través de videoencuentros.
  8. Crear un google Doc como documento para compartir con amigos, familiares o colegas sobre un tema.

Mejoramiento – Aprendizaje

  1. Escribir un diario de lo que siente, vive y experimenta con esta novedosa situación. No solo le sirve como purgante psicológico, sino también como fuente de reflexión y acción en el futuro.
  2. Escribir y enviar una carta para su yo futuro.
  3. Aprender y practicar recetas de cocina. Podría ser la ocasión del primer postre, la primera pasta.
  4. Realizar cursos online o revisar tutoriales en YouTube, desde cómo arreglarse la barba o diseñar gráficas, hasta crear un cargador solar para el celular.
  5. Crear un documento visual, escrito o ambos, con secuencia cronológica que refleje su propia vida o biografía. Puede sorprenderse con todo lo que puede rememorar, recuperar y aprender.
  6. Aprender o perfeccionar un idioma.
  7. Practicar o aprender bailes de su gusto.
  8. Diseñar o dirigir su propio webinar o canal virtual.
  9. Investigar sobre los dos o tres destinos turísticos que siempre ha querido conocer. Identificar datos de interés, lugares para visitar, actividades para realizar y, por qué no, planear unas futuras vacaciones.
  10. Escribir artículos, crear su propio sitio virtual para compartir con otros sobre lo que sabe y le apasiona.
  11. Ver documentales con temas de su interés: grandes civilizaciones, mecánica, extraterrestres, mascotas.


 

Comparte este Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *